MI MUNDO ES EL TEATRO

lunes, 9 de diciembre de 2013

LA MASCARA

De improviso hubo un apagón general.
Tanteando por las paredes, inicié mi camino hacia la cocina en busca de una vela, de repente tropecé con algo, di con mi cara en la pared.
Oí un gemido al tiempo que pisé algo viscoso con mi pie derecho, lo levanté asustada sin atreverme a dar ni un paso más.
Regresó la luz y entonces la vi.
Se me había caído mi máscara.

Ella estaba destrozada y yo, desnuda.